Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Urbes’ Category

El Hombre de Corrientes y Esmeralda me invitó a escribir en su blog ¿Qué significa para mí Buenos Aires? Pueden leer la respuesta en este link

Read Full Post »

Gracias al consejo de mi amigo Dan, durante una visita que hice a la ciudad de Beijing, fui a conocer el templo del cielo. Este increíble templo está rodeado de un enorme parque donde los locales realizan distintos tipos de actividades recreativas.

Les dejo una que me llamó la atención:

Read Full Post »

kissingcoppers

Hoy Mauricio (que es Macri) nombró a Jorge “fino” Palazos Palacios como “capo” de la ¿policía? Porteña. En su afán persistente, y quizás legítimo, de ostentar el monopolio de la violencia, el Jefe de gobierno porteño buscó entre los mejores hombres de “la fuerza” para que pueda acompañarlo en su cruzada contra la inseguridad.

Esta designación despertó varias críticas puesto que el recién nombrado servidor público tiene una denuncia por presunto encubrimiento en la causa AMIA y vinculaciones en el secuestro seguido de muerte del hijo del no ingeniero.

No es ni siquiera necesario aclarar que sin las pruebas que lo demuestren, el fino no podría ser declarado culpable de nada. También uno podría pensar que hay muchas personas que saben de seguridad y, por lo tanto, podrían haber nombrado a otro.

Pero lo que verdaderamente llama la atención es la tremenda frase con la que se despacha el Ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, ante la consulta de la prensa:
“Hay una denuncia sin condena. Además, él no mató a nadie”

La primera parte de la oración queda clarísima, no hay condena. Ahora, ¿qué habrá querido decir Montenegro con que “él no mató a nadie”? ¿Haber sido encubridor en una causa con las implicancias que tiene la causa AMIA no  tiene nada de malo? ¿Qué cree Macri que es la seguridad? ¿Qué vuelen impunemente la sede social de cualquier colectividad no es un crimen?

Read Full Post »

La plaza “Jamaa el Fna” resulta ser la atracción central de Marrakesh para cualquiera de los millones de turistas que anualmente visitan esa ciudad. Se ubica dentro de la medina de la ciudad y su gran extensión está rodeada por los zocos, la mezquita Kutubia, gran cantidad de restaurantes y negocios de todo tipo.

Todos los días, esta plaza, se cubre de vendedores de baratijas, acróbatas, músicos callejeros, encantadores de serpientes, decenas de puestos de comida, de jugos, de dátiles, de especias, cientos de vendedores de chocolate y de “chocolate”, de marihuana, de whisky ilegal y de cigarrillos contrabandeados.

Pero no todo es espectáculo y diversión: también se pueden encontrar médicos que con una serie de minuciosas inspecciones en la palma de la mano de un paciente seguido de un breve diálogo receta remedios caseros, que él mismo elabora por supuesto, para remediar casi cualquier mal que una persona pueda sufrir. Por otro lado están los dentistas, curiosos personajes que pueden encontrarse en muchos países de oriente, especialmente la India, que poseen una pequeña mesa donde apoyan miles de dientes entre los cuales el paciente puede elegir.

Es importante aclarar que la mayoría de los espectáculos que se montan sobre esta plaza son gratuitos y rara vez se utiliza el tradicional sistema de la gorra, como es frecuente en la mayoría de los espectáculos callejeros del mundo. En Jamaa el Fna, lo que se cobra es la foto, en cuanto uno de estos artistas se encuentra encantando una serpiente, interpretando una canción o revolviendo viejos dientes y ve que un distraído turista lo retrata con su máquina, suspende cualquier actividad que estuviese haciendo y lo persigue hasta quitarle su merecido pago.

Si bien en un primer momento todo esto es pintoresco o cuanto menos vistoso, lo cierto es que después de unos días se vuelve tedioso atravesar la plaza y tener que evitar ofrecimientos de todo tipo.

Pero hay algunas personas que se distinguen en ese lugar, que hacen que esa plaza sea en verdad distinta a las demás: los cuenteros, personas que acercándose el final de día comienzan a narrar historias que logran atrapar a las muchas personas que se acercan a escuchar. Como es de esperarse, estos “cuenta historias” realizan sus relatos utilizando el idioma árabe, gigante escollo para que este cronista pueda decir qué tipo de historias son las que cuentan, aunque por algunos objetos sobre los cuales se apoya para realizar el relato como víboras de plástico, cuchillos de madera, sables falsos, por ejemplo, uno pudiese pensar que sus relatos son épicos o grandes historias de héroes venciendo bestias terroríficas.

El ritmo del relato, las reacciones del público, el atractivo gestual del narrador y el clima de intimidad que estos cuenteros generan que, aunque uno no conozca el idioma se quede tan encantado con el relato como la cobra sin dientes de los flautistas, como un chico de treinta diez años frente a una Playstation, como un adolescente frente al chat.

Read Full Post »

redundancia

Antigua, Guatemala.

antigua

Read Full Post »

Les cuento a los distinguidos lectores que con unos amigos decidimos hacer un blog sobre la ciudad de Buenos Aires. Acabamos de empezar a construirlo y la intención es que tod@s puedan participar comentando y/o aportando notas. Los que vivimos o aquellos que conocieron Buenos Aires sabrán que existe una enorme cantidad de historias tejidas a su alrededor que, de a poco, nos proponemos contar. Pero tampoco intenta ser un blog de historia, porque pretende generar un espacio que logre contribuir con el entendimiento y el disfrute de la ciudad.

La idea del blog no es hacer algo para turistas ocasionales o visitantes de paso. En principio es un blog para porteños o para personas que conocen bien la ciudad y quieren conocerla aun más. Es un lugar donde intentamos que los lectores se encuentren con cosas que, en otro momento encontraron y poder darle nuevo giro y una nueva dimensión o para encontrar cosas nuevas que contribuyen con la entidad y el desarrollo de Buenos Aires.

Pasen y vean: http://andaba.blogspot.com .

andaBA

Read Full Post »

buenos aires

Tenía que encontrar uno. ¿Cómo puede ser que después de haber visto tantos durante tantos años en algunos instantes todos ellos hayan desaparecido? ¿Dónde están? ¿Quién se los llevó? Decidí encontrar alguno, al menos uno, para recordarlos más vivamente, para volver a escuchar sus ruedas sobre las baldosas, para no ponerme a pensar en teorías absurdas acerca de su extinción.

Decidí caminar hacia el trabajo y volver por otra ruta, garantizando de esa forma pasar por los mercados que existan camino a mi casa. Me aseguré durante un par de días de localizar todos los almacenes, mini mercados, supermercados chinos e hipermercados que existieran por la zona para diseñar una ruta que pudiese cubrir a todos ellos. (más…)

Read Full Post »

Older Posts »